lunes, 3 de marzo de 2008

Jules Michelet y el Musée des Monuments Français

"Todavía hoy recuerdo la sensación, que sigue siendo la misma y que aún me conmueve, que hacía que mi corazón latiera más deprisa cuando, niño pequeño, entraba bajo aquellas oscuras bóvedas y contemplaba la palidez de los rostros; y cómo, a continuación, interesado, curioso y tímido, caminaba y miraba, sala tras sala, época tras época. ¿Qué era lo que buscaba? Es difícil saberlo: la vida de la época, sin duda, el espíritu de las edades".

1 comentario:

Wunderkammer dijo...

Y sin embargo tan denostado por Saint-Yenne... curioso personaje el de Lenoir